Atlas_Marruecos

Ruta en autocaravana por Marruecos con niños (Parte 1)

En este relato te contamos la primera parte de la ruta que hicimos en la pasada Semana Santa. Por fin descubrimos por que esta ruta es tan deseada por los amantes del autocaravanismo, y espero que con su lectura tu también hagas.

Al final del relato, os dejamos más datos de interés si te animas a hacerla:-)

Día 1: Sevilla – Ferry Algeciras – Ceuta

Empezamos la ruta con nuestro trayecto en barco hasta cruzar el Estrecho, y te dejamos toda la información en esta entrada. A nuestra llegada a Ceuta, tan solo pudimos dar un breve paseo por la ciudad y quedarnos con ganas de más.

Nos vamos a hacer la pernocta, sin duda, en el mejor lugar de Ceuta para hacerlo: junto a la playa y de camino hacia la frontera, así estamos preparados para empezar el trayecto a la mañana siguiente. Se trata de una explanada en un espigón situada antes de llegar a la altura del Barrio de “El Príncipe”.

Coordenadas Aparcamiento Pernocta: N 35.8803 W -5.32668

Día 2: Ceuta – Fez

Nos vamos directos a la frontera y después de una espera de hora y media, por fin nos adentramos en territorio marroquí, por la parte que nos lleva directos a Tetuán, pero nosotros cambiamos destino y nos vamos hacia Tánger.

Estábamos felices porque por fin podíamos recorrer por primera vez este un país y este continente con nuestra autocaravana. Y es aunque hasta entonces no era desconocido para nosotros , si que nos estrenábamos con nuestra autocaravana y “en familia”. Así que poco a poco nos vamos haciendo a las carreteras, las señalizaciones, y forma de conducir “propia” de Marruecos.

Paramos en el Area de Servicios antes de llegar a Larache, y nos damos cuenta de que las áreas de servicio de las  autopistas están perfectamente preparadas, incluso con mezquita para rezar y parque infantil.

Seguimos hacia Rabat, y pasando el desvío de la autopista antes de Rabat, vemos otra Área que también merece la pena señalar si viajas con niños. Se trata del Repos Club Les Chenes” situada justo antes de entrada en la A-2. Esta tiene una zona de juegos infantil con castillos hinchables, juegos y ponys.

Aunque nuestra intención era visitar las ruinas romanas de Volúbilis y/o la cuidad de Meknes de camino a Fez, no tuvimos en cuenta que en Marruecos las distancias no son las mismas…así que otra vez será.

Llegamos a Fez sobre las 18 h entrando por la Avenida Hassam II y nos sorprende conocer una ciudad tan moderna y tan antigua a la vez. Esta avenida está llena de negocios y centros comerciales de las marcas  más conocidas como Carrefour, Hotel Barcelo o McDonald. Pero nosotros preferimos conocer el Marruecos más auténtico y tradicional, así que después de un breve recorrido por la ciudad moderna, nos dirigimos a La Medina donde aparcamos nuestra autocaravana en la Plaza Bab Bou Jeloud. Nos alegra ver como lo que antes se usó para la defensa (como tantas fortificaciones tan comunes en esta ciudad), ahora se ha convertido en un lugar de recreo para los niños y reunión para conciertos y otros actos, así como un aparcamiento ideal para conocer La Medina de Fez, junto a al Puerta Azul.

Puerta_Azul_Fez

Como nos apetece dar un paseo y ya era tarde, decidimos hacer aquí la pernocta para estar preparados para la visita que haremos al día siguiente con nuestro Guía Said, gracias a la invitación de la empresa Viajes Marrakech. Así que después de todo, no nos atrevemos a adentrarnos mucho en La Medina  por miedo a perdernos de noche, y es que ésta es la mayor de todo Marruecos…

Coordenadas Aparcamiento Pernocta Fez (Place Boujloud junto a la Puerta Azul): N 34.06096  W – 4.98585

Día 3: Visita a Fez – Ifrane – Azrou

Fez,  una ciudad con 1200 años de historia, llegó a ser capital del pre reino marroquí. Gracias a ello mantiene muchas “huellas” de su pasado, como son los quince kilometros de murallas que actualmente representan un sello de identidad de esta ciudad, o escuelas y universidades convertidas en Mezquitas de renombre.

Madrasa Bouinania

Su Medina, considerada Patrimonio Humanidad, alberga hasta un total de 350.000 habitantes. Pero mejor te contamos un resumen de lo que consideramos imprescindibles de Fez, después de nuestra visita guiada:

El Zoco

Con sus techos en maderas para mantenerse más fresco, donde además de las tiendas del mercado con todo tipo de productos, nos encontramos los gremios de artesanos como tallistas, orfebres, telares, entre otros.

La Medina “más escondida”

Algo “divertido” puede ser atreverse a recorrer (y perderse) en sus estrechas callejuelas llenas de sus habituales carros de “avituallamiento”, disfrutando de sus fachadas ocre y madera de cedro, tan representativas de la ciudad. Todo un placer para los amantes de la fotografía.

También encontrarás rincones como Place Seffarine o plaza de los caldereros, entre tantas otras plazas de otros gremios como carpinteros.

Algunos de sus edificios imprescindibles

  • La Madrasa Bouinania , una escuela koránica ahora convertida en mezquita
  • El Mausoleo de Moulay Idriss, el fundador de Fez, un lugar sagrado para los marroquíes, rodeado de tiendas donde hacer compras de velas, flores, etc
  • La Mezquita al Karaouine o Qarawiyyin, conocida como la Universidad de Fátima, considerada la primera universidad del mundo y actualmente convertida en una mezquita en la que pueden rezar hasta 22.000 personas.

Los curtidores de pieles

Aunque en nuestra visita sus pozas estaban vacías por su restauración, pudimos conocer el proceso de los curtidores de pieles naturales. Se realiza por varias fases, primero con sal y cal, después con excremento paloma, y finalmente se tintan con tintes naturales como puede ser azafrán, amapola, cedro, menta…durante el proceso hasta dos 2 meses. También se pueden encontrar curtidores de este tipo en Marrakech y Chaouen.

Los Curtidores_Fez

Los Riads

Son casas con patio y jardín que se preparan para “acoger” al turista, y que aunque en sus fachadas no lo parezcan, por dentro esconden auténticos “tesoros”. Fez destaca por sus “Riads de lujo” que pasan desapercibidos entre otras casas y fachadas tan humildes de la Medina, como el Riad Fez de la cadena Relais Chateaux o Kassr Annoujoum, entre tantos otros.

 

Antes de despedirnos de esta maravillosa ciudad, pasamos por su Palacio Real, y aunque no se puede visitar, vemos sus puertas en bronce tallado: una auténtica maravilla!

Por la tarde, nos vamos hacia el sur y conocemos la zona “pija” de Marruecos, considerada la Suiza marroquí. Se trata de Ifrane, un ciudad muy animada y distinta a las que veníamos viendo. Con un lago, jardines y las fachadas de los edificios de piedra, que nada tienen que ver con lo que venimos viendo atrás, parece que estuvieras en una ciudad europea.

Después de un breve paseo, nos vamos en busca del Marruecos de verdad, el auténtico Marruecos. A la salida de Ifrane vemos a unos monos en los árboles, pero seguimos adelante en busca de “los monos de los bosques de Cedros del Atlas”.

A partir de aquí empezamos a hacer un recorrido por el Atlas que no deja de sorprendernos por momentos por el cambio constante en sus paisajes, que pasan de llanuras a montañas, de campos verdes a otros áridos y desérticos, de montañas con pinos y cedros, a amplios valles con matorrales….un Marruecos sorprendente, y todo un regalo para el autocaravanista!!

Tras la primera sorpresa de Ifrane, pasados unos 18 kilómetros, como por arte de magia nos encontramos unas montanas llenas de nieve y un paisaje que nos deja maravillados. Pasamos de unas montañas áridas y rocosas, a un paisaje de los que se te quedan en la retina. Unas montañas nevadas por partes con pistas de esquí incluidas. Parece ser que ha nevado, aunque no lo suficiente como para esquiar, pero sí para buscar un hueco y jugar con ella. Vemos un lugar donde se alquilan improvisados trineos. Nosotros al ir con los niños aún llevábamos nuestros trineos en el garaje de nuestra salida anterior, así que se hace inevitable  jugar un rato con nuestro él  y disfrutar del paisaje del Medio Atlas nevado, espectacular!!

trineodenieveenMarruecos

Seguimos la ruta hacia Azrou, y al poco de pasar el cruce, encontramos el bosque de Cedros milenarios del Atlas. Para entonces ya era tarde y parecía que los monos se habían retirado a dormir, porque por más que los buscamos, no pudimos ver ninguno, así que un consejo a tener en cuenta: Buscad a los monos mejor por la mañana!!

Al menos pudimos contemplar los árboles de una altura de más de cien metros.

Seguimos en busca de un camping, y encontramos Euro Camping, un complejo de Albergue y camping, que bien merece la pena resaltar. Se sitúa antes de llegar a Azrou, concretamente girando a la derecha al pasar la gasolinera “Afriquia”. Por tan sólo 8 eur/noche (familia de 2 adultos + 2 niños (gratis) + Autocaravana con luz). El camping tiene  incluso piscina y unas vistas excepcionales, que incluyen una estupenda puesta de sol.

Coordenadas Camping N 33 26’ 36’’ W 5 11’ 25,2’’

Día 4: Azrou – Merzouga

Salimos temprano y nos sorprende ver como a los pocos kilómetros de donde veníamos, subiendo a los bosques de cedros, y además poca altura (a algo más de mil metros de altitud), el paisaje cambia volviéndose blanco. Así que lo que había sido lluvia en Azrou, se fue convirtiendo poco a poco en nevada: después de una noche lluviosa, nos cae una nevada y los campos de tierra que habíamos visto la tarde anterior marrón y verdes, ahora se vuelven blancos, cubiertos por un manto de nieve: alucinante!

nieveenMarruecos

Los cedros nevados y los campos blancos nos muestran un Marruecos desconocido e inesperado, pero esto no hace más que empezar, ya que durante todo el día vamos a ver que este es el país de los contrastes.

Pasamos por Zaida, a pocos kilómetros, donde el paisaje de nuevo cambia y pasa a ser una extensión de terreno árido con matorrales, con las montañas del Alto Atlas de fondo en todo momento.

Después por Midelt y nos adentramos en las Gargantas del Ziz “Gorges  du Ziz”, donde ya se empieza a ver el paisaje típico del desierto: oasis de palmeras y kasbah de un color que parecen “camuflarse” entre las montañas rocosas.

oasisenlas montañas

Al salir de Errachidia, a unos kilómetros pasando el camping Tssirt, nos encontramos un mirador con unas vistas ideales hacia un palmeral, perfecto para una parada de descanso. Mientras comíamos, nos sorprende un vendaval que incluso hace tambalearse a la autocaravana, un preludio de lo que está por venir…

De camino a Merzouga el paisaje se vuelve más parecido al concepto de “desierto”, es decir, arenoso. Entonces empieza a aparecer un remolino de viento que aunque al principio nos  parece curioso, luego se vuelve fastidioso porque nos acompaña durante todo el camino. Cada vez coge más fuerza, así que empezamos a preocuparnos porque la visibilidad empeora por momentos. La autocaravana se vuelve más inestable por las vandadas de viento, que finalmente se convierten en una auténtica tormenta de arena!!!

tormentadearena

No podíamos ver nada, lo que nos hacía ir cada vez más lentos y también más  perdidos. Habíamos quedado con nuestro guía en el desierto a las 16 horas, para una excursión en grupo por el desierto, ya íbamos bastante atrasados, y tal y como estábamos, cada vez más…Por fin, pudimos llegar a la gasolinera de Afriquia, pasando Rissani, que es la que nos marca la entrada a Merzouga: El cruce a la izquierda para entrar a Merzouga se encuentra justo antes de ésta gasolinera. Finalmente llegamos a nuestro punto de encuentro “Ksar Merzouga”, donde nos unimos a un grupo de familias. Cuando supimos que Viajes Marrakech, empresa especializada en viajes para familias en Marruecos, organizaba la ruta por Marruecos en Semana Santa “Marruecos con niños” , no quisimos perder la ocasión de viajar con otras familias. Además, nuestros niños encantados con viajar “acompañados” de nuev@s amig@s, así que aprovechamos su invitación para continuar parte de nuestro viaje muy bien acompañados 🙂

Después de las presentaciones y el té de bienvenida, nos acomodamos porque nuestra excursión por el desierto tuvo que cancelarse por la tormenta de arena. De repente parecía que se calmaba el temporal, así que decidimos arriesgarnos y salir rumbo al desierto.

Así fue como nosotros junto con otras 8 familias (de 15 adultos y 10 niños) nos adentramos en el desierto de noche, lloviznando y montados en dromedario, con la esperanza de que el mal tiempo amainara y poder disfrutar de una noche estrellada. Al final tuvimos suerte, la lluvia cesó y la luna y algunas estrellas se dejaron ver entre las nubes, para guiarnos hacia nuestro destino… después de un paseo de una hora, lo que empezó regular fue mejorando por momentos, hasta que llegamos a nuestras jaimas.

Cenamos resguardados en una gran jaima que hacía de salón, disfrutamos de un espectáculo de tambores propio de los tuareg, los nómadas del desierto, y ya agotados por un día lleno de emociones, nos retiramos a descansar a nuestra jaima particular: una por cada familia 🙂

Día 5: Desierto de Merzouga (Parte 1)

Amanece temprano en el desierto, así que a las 6 h  ya estábamos  todos levantados y subiendo la inmensa duna que no nos dejaba ver que el sol estaba a punto de salir. Con dificultad llegamos a la cima de la duna con un cielo azul rosado que nos anima a seguir subiendo y nos augura que lo que esta por venir va a ser un auténtico espectáculo.

Efectivamente, no decepciona a ninguno de todo el grupo, así es como los 29 contemplábamos maravillados los primeros rayos de sol que salían desde la duna que teníamos justo en frente.

amanecereneldesierto

El color dorado del reflejo del sol en el mar de dunas es algo para recordar, así como lo bien que se lo pasaron los más niños jugando a deslizarse  entre las dunas como puedes ver aquí. Bueno,  en realidad, los pequeños y los no tan pequeños…

Después de nuestro gran momento, nos preparamos para salir vuelta atrás de nuevo en dromedario. Esta vez mucho mejor: a plena luz del día y disfrutando bien con las vistas del camino. Además nuestro guía Mohamed nos iba haciendo fotos, así que gracias a él podemos  conservar ese gran momento.

Dromedarioendesierto

Consejos para el desierto:
  • Abrigaos bien, porque nunca pude imaginar el frío que hace en el desierto.
  • Si puedes elegir el dromedario, mejor el de delante porque va “más controlado” por el guía.
  • Para montar en dromedario, hay que tener en cuenta que cuando vaya a bajar (tanto en la duna como porque el propio dromedario baje para que te montes o desmontes), es importante agarrarse fuerte a la silla e inclinarse hacia detrás.
  • Si hace viento o mucho sol, te has de colocar el pañuelo como un auténtico tuareg, es decir, enrollado sobre la cabeza y también cubriéndote la cara y toda la cabeza del viento. Te aseguro que no se trata de estética…

Una vez que volvimos al Ksar, desde el mismo desierto pudimos ver un Área de Autocaravanas que estaba justo al lado del Ksar Merzouga. Por lo que, te dejamos sus datos porque nos pareció el mejor lugar para dejarla justo a pie de las dunas. Se trata del Aubergue La Change y que se encuentra en el desvío justo antes del Ksar Merzouga viniendo desde Rissani. Por 8 eur/día, incluye luz , servicios de vaciado y llenado, así como los servicios públicos del Hotel “Aubergue” , como la piscina.

Peaje

Aunque lo mejor de Marruecos es “adentrarse” por sus carreteras de interior, como ya conocimos la ruta interior hasta Chaoen (como te contamos aquí ), decidimos conocer las autopistas, que por cierto están muy bien y en continuo “mantenimiento”. Además son económicas y como puedes ver, te dejamos como apunte los precios de la autopista para autocaravana (teniendo en cuenta que la nuestra paga por rueda gemela)

A1 Tánger- Rabat (218 km): 148 Dh (Se coje a la altura de Tanger-Med hasta antes de llegar a Rabat)

A2 Rabat – Fez (167 km): 76 Dh

Mapa de la ruta

Si te ha gustado esta primera parte de nuestra ruta, no te corte y déjanos un comentario, pero también puedes seguir nuestra aventura en la segunda parte, pinchando aquí 🙂

Salu2 viajeros!!

Fecha del viaje: del 18 al 27 de marzo de 2016

6 Comentarios
  • Las doradas dunas de Erg Chebbi en autocaravana
    Publicado el 09:07h, 27 marzo Responder

    […] Ruta en autocaravana en Marruecos con niños, 1ª y 2ª parte (2016), por Autocaravana en familia. […]

  • Mica
    Publicado el 15:45h, 08 marzo Responder

    De principio a fin no podíamos haber pedido más! Era un guía Moha dijo increíble y su experiencia como un guía privado espectáculos! Él estaba bien informado, amable y entretenido. Pedimos un montón de preguntas y él les contestó con facilidad. No sólo que nuestros planes de viaje y los números cambiaban con frecuencia ya que estaba planeando el viaje y él era capaz de hacer rápida y fácilmente los cambios. Gracias dicho por un fabuloso viaje y experiencia en Marruecos! Esperamos volver pronto otro viaje Ojala vamos hacer un tours de 6 o 10 con http://www.Merzougacameltours.com
    un saludo
    a todos desde Madrid.
    Mica

  • 8 razones para NO viajar a Marruecos en autocaravana (o sin ella)
    Publicado el 10:31h, 13 febrero Responder

    […] Ruta en autocaravana en Marruecos con niños, 1ª y 2ª parte (2016), por Autocaravana en familia. […]

  • Manuel FERNANDEZ GOMEZ
    Publicado el 13:37h, 09 abril Responder

    He tenido la suerte de “encontrarme” con vuestro blogg. Llevo muchos años viajando en autocaravana, Antes con el cartel de “completos”, o sea, toda la familia (matrimonio y tres hijos) y ahora solos. Es un mundo apasionante, aunque tenemos algunas trabas en este, nuestro maravilloso país. Vosotros con vuestro blogg hacéis afición, ayudáis e invitáis a realizar las escapadas o rutas que con tantos datos reflejáis ¡¡Gracias, muchas gracias desde Sevilla!!. .

    • Autocaravana en familia
      Publicado el 22:57h, 09 abril Responder

      Muchas gracias a ti por tu comentario! Un mensaje de ánimo, señal de que estamos haciendo las cosas bien. Nos encanta servir de ayuda a nuestro colectivo, y encima sevillano jejeje
      Todo un subidon! GRACIAS ??

    • Autocaravana en familia
      Publicado el 12:13h, 13 febrero Responder

      Muchas gracias Manuel! Esa es nuestra intención,animar a la gente a disfrutar de la vida? Salu2 viajeros ??

No te cortes y déjanos un comentario!! tus mensajitos nos dan alegría

A %d blogueros les gusta esto: