RutaMilKasbah

Ruta en autocaravana por Marruecos con niños (Parte 2)

Después de nuestra primera parte de la ruta por Marruecos en autocaravana desde Ceuta al desierto de Merzouga (como te contamos aquí), continuamos nuestro viaje hasta llegar a Marrakech y luego vuelta a casa. Sigue leyendo y tendrás todo el detalle por días:

Día 5:  Rissani – Erfoud – Tinjdad (Ksar El Khorbat)

Tras nuestra experiencia en el desierto del Sahara, continuamos nuestra ruta en compañía del grupo de familias viajeras de Familias en ruta, gracias a la invitación de la empresa organizadora, Viajes Marrakech.

Nuestra primera parada fue en Rissani, la que fuera la primera ciudad comercial del norte de África. Aquí conocimos las construcciones típicas del desierto (el ksar y la kasbah), sus principales parecidos y diferencias.

Ambas se construyen con adobe y el exterior se cubre a modo de enfoscado con barro y paja. De esta forma, el color de la tierra de sus alrededores le sirve como un “camuflaje” ideal. Por este motivo, las situadas en las montañas tienen un color rojizo, muy similar a su entorno, ya que no todo en el desierto es arena.

Como diferencia, el ksar es como un poblado donde pueden vivir distintas tribus en comunidad, ya que desde antaño lo hacían así para defenderse de las guerras tribales. En el que visitamos llegaron a vivir hasta 130 familias en el siglo XVII.

La Kasbah, en cambio es como un castillo construido por las familias más ricas. Su nombre nos puede sonar, ya que derivó en España a la palabra “Alcazaba”, de las que aún se conservan actualmente algunos ejemplos como la de Almería, Málaga o Mérida. Estas construcciones tienen mejores calidades así como unas fachadas muy cuidadas y torres de vigilancia de hasta tres plantas. Solían construirse para una única tribu o familia. La que visitamos en Rissani (situada en frente de la Mezquita), cuenta con una cooperativa de artesanos de joyería, donde pudimos ver y comprar algunos ejemplos de joyería bereber y de los tuareg, las tribus autóctonas de la zona.

MaussoleRissani

En Rissani también visitamos el Mausolee Moulay Ali Cherif, construido por los beduinos procedentes de Arabia Saudí. Se trata de una Mezquita del siglo XVII, perfectamente conservada y de visita obligada en la ciudad.

Después de comer visitamos una fábrica de piedra en Arfoud, la gran capital de los fósiles con una antigüedad de unos quinientos millones de años. Y es que estamos en la región minera de Marruecos por excelencia, rica en piedras con restos de ammonites o trilobites, entre otros fósiles.

PozoseneldesiertodeMarruecos

Continuamos nuestra ruta con recorrido plagado de contrastes de paisajes, como uno que nos vuelve a sorprender. Concretamente contemplamos lo que parecen cráteres, pero en realidad son cientos de pozos, o más bien excavaciones en un intento fallido de pozo, y es que la escasez de agua está presente en nuestro recorrido por el desierto, que actualmente está afectando seriamente a la pérdida de oasis de palmeras y cultivos en general, una lástima….

Para finalizar el día, llegamos a Tinjdad donde nos dirigimos a Gite El Khorbat, un hotel situado dentro de Ksar El Khorbat. Como el día había sido muy intenso, nos retiramos a descansar en el propio aparcamiento del restaurante, un lugar perfecto para dormir a nuestro aire en un pueblo muy tranquilo.

PernoctaenTinejdad

Lugar de Pernocta Aparcamiento Restaurante El Khorbat

Día 6: Ksar El Khorbat

Amanece el día y nos damos cuenta que estamos en un lugar ideal para conocer a la gente de la zona. Todo el mundo se sorprende al ver nuestra autocaravana y nos saluda amablemente al pasar. Los niños se acercan sin reparo y nos invitan a jugar un partido de fútbol en el campo cercano, así que aprovechamos la ocasión, ya que nos encanta compartir estos momentos los lugareños.

Después nos unimos a nuestro grupo de “familias viajeras” y vamos a conocer el Ksar, que ha sido rehabilitado gracias a un proyecto de la Asociación El Khorbat para el Patrimonio y el Desarrollo Sostenible, con el objetivo de preservar la identidad y tradiciones del pueblo bereber, o mejor dicho “Amazigh” como ellos se autodenominan, lo que significa “Hombre Libre”. La rehabilitación llevada a cabo ha consistido en dotar al ksar de los medios necesarios para hacer posible unas condiciones dignas de vida (como reconstruir los techos comunes, el suelo de pizarra y el suministro de luz y agua). Como resultado, actualmente habitan en el Ksar unas 52 familias (hasta un total 550 habitantes), además se ha creado una cooperativa de mujeres artesanas, así como una guardería y un colegio.

En nuestra visita pudimos conocer desde dentro el ksar, la guardería y el colegio, la cooperativa de artesanas, el Museo del Oasis (muy recomendable para conocer la auténtica vida del desierto, sus costumbres y tradiciones), y por último paseamos por el palmeral y los alrededores del ksar.

Pero sin duda lo mejor del día, y casi del viaje, fue el momento que pudimos vivir con los niños en la escuela. Cantamos canciones españolas y marroquíes, hicimos globoflexia y pudimos compartir algunos de juguetes con “los niños del desierto”, como les llaman nuestros peques. Una jornada de convivencia convertida en un recuerdo imborrable para nosotros, así como para nuestros peques, pero creo que igualmente para “los niños del desierto”.

Por la tarde, pudimos seguir descubriendo la cultura y costumbres del pueblo Amazigh gracias a la hospitalidad de nuestro Guía en Tinjdad, Hassam y su familia. Hicimos un “Taller de pan” donde los más pequeños se lo pasaron bomba amasando pan, algo muy típico, ya en todas zonas rurales de Marruecos se mantiene la tradición de que cada familia amasa su propio pan y la hornean en el horno más cercano.

Mientras tanto, a los mayores nos enseñaron el “arte” de hacer un buen “Te a la mente” y lo degustamos con unas riquísimas tortitas marroquíes conocidas como rghaifs (o también como msemen). Además de poder ver lo laboriosas que son para preparar, también las pudimos probar dulces o saladas, como una mezcla de las especies típicas marroquíes.

Después de una cena riquísima en el restaurante del propio Gite El Khorbat, terminamos el día con los tambores y la música típica bereber, o mejor dicho, “Amazigh”.

Aunque nosotros pudimos tener esta experiencia en Ksar El Khorbat como parte de nuestro viaje organizado, en el propio Hotel también se puede contratar el servicio de una Guía acompañante que mostrará desde dentro la cultura “Amazigh” (por tan sólo 150 Dh), o bien visitar el Museo del Oasis (por unos 2 €), así como un paseo en burro que seguro encantará a los niños. Para más información aquí.

Día 7: Gorges du Todra -Ruta de las Mil Kasbah – Ouartzazate

Partimos temprano hacia el Valle del Tigrit con las montañas nevadas del Alto Atlas de fondo: una estampa para recordar.

Llegamos al Valle del Todra e hicimos una parada en un mirador donde había dromedarios para pasear, donde contemplamos las vistas a la Kasbah Ait Boujau, con las montañas con sus cimas blancas por la nieve: una imagen de postal.

Nos adentramos a las Gargantas del Todra “Gorges du Todra”, un desfiladero con paredes de unos 300 metros de altitud, ideales para hacer escalada.

Continuamos la ruta de las Mil Kasbah por el Valle de las Rosas, un recorrido lleno de miradores y rincones donde no podrás de hacer fotografías durante todo el recorrido. Finalente llegamos a Ouartzazate, una ciudad que nada tiene que ver con lo que veníamos viendo.

Después de un paseo por el centro de la ciudad en busca de algún plan divertido para los niños, llegamos a la Place Al Mouahidine donde encontramos unos coches de paseo, restaurantes y un mercado tradicional.

Día 8: Ouartzazate – Marrakech

Empezamos la visita turística de Ouartzazate conociendo la Kasbah Taourirt, una fortificación del siglo XVII, perfectamente conservada y con unas vistas privilegiadas al Valle del Draa: muy recomendable su visita!

Kasbah_Taourirt

En esta kasbah vemos claramente la transformación sufrida por el edificio tras la llegada de los árabes. Su construcción la realizaron los bereberes usando palmeras y troncos de tamarindos y adelfas, pero más tarde los árabes introdujeron la piedra. El estilo de los bereberes es mucho más austero, mientras que los árabes dejaron estilos decorativos como estucos y tallados de madera con tintes naturales.

Después descubrimos por qué esta ciudad es una “Ciudad de cine”, y es que a las afueras de la ciudad descubrimos su mayor reclamo turístico: Atlas Corporation Studios.

Se trata de unos estudios de cine fundados en el 1983, que actualmente se han convertido en uno de los más grandes del mundo, gracias en parte, a sus vistas excepcionales al desierto y a las montañas del Atlas.

En estos estudios se han rodado muchas películas, algunas más conocidas como James Bond, Babel, Gladiator y Asterix y Obélix: Misión Cleopatra. Pero a nosotros, como fans de la Serie y superproducción Juego de Tronos, nos encantó saber que allí mismo se rodaron algunas escenas de la próxima temporada, así que no pudimos evitar inmortalizar el recuerdo del lugar donde rodó Daenerys Targaryen. Para conocer los estudios se pueden reservar tours. El precio de la visita es de 5 eur/adulto y 4 eur/niños mayores de 5 años.

Más tarde fuimos a conocer la kasbah que más nos gustó de todas y es que aunque la carretera para llegar necesite un buen arreglo, no te la puedes perder!

Después de un recorrido fatigoso por una “sinuosa” carretera, de repente aparece la Kasbah Ait Benhaddou, un recinto fortificado sobre una colina, que parece haberse detenido en el tiempo. Se trata de una kasbah monumental que bien se merece haber sido declarada Patrimonio de la Humanidad. Para visitarla hay que cruzar un río sobre un sendero de piedras, lo que sin duda será muy divertido para los niños.

Tan espectacular es el lugar, que es un destino obligado para los turistas, así como para productores de cine. Y es que descubrimos que también ha sido elegida como escenario para la Serie Juego de Tronos.

Para comer, os recomiendo el Hotel Restaurante Les Oasis Dor, donde por sólo 100 Dh pudimos comer en un estilo de lo más auténtico, en la terraza bajo una gran jaima y con las mejores vistas a la kasbah.

Por la tarde retomamos nuestra ruta hacia Marrakech subiendo el Alto Atlas, por una carretera que en lo más alto se hace pesada porque está en obras y repleta de camiones. Al menos nos gusta pensar que el resultado mecerá la pena porque al ser el único acceso al desierto desde Marrakech, su arreglo es más que necesario. Llegamos hasta la cima Tizi-n-Tichka, a unos 2260 metros de altitud y nos sorprende ver el contraste de la montaña negra-grisácea de pizarra con el blanco de la nieve. La nieve que nos obliga a hacer una parada para jugar y descubrir otro paisaje más de Marruecos inolvidable.

NieveenelAltoAtlas

Después de nuestros juegos con muñeco de nieve incluido, retomamos la marcha para empezar a bajar y encontrarnos con otro contraste más: las montañas rojizas que empiezan a augurar la llegada de la ciudad del rojo característico. Estas montañas rojas con el verde de fondo nos recuerdan a Las Médulas en León, y las terrazas de piedra a otros valles como Las Hurdes, que se empeñan en poder cultivar en montañas donde la tierra es rica, pero también escasa.

Llegamos a la ciudad de Marrakech bien tarde y nos vamos directos al mejor sitio donde hacer la pernocta en autocaravana, céntrico y rodeado de otros “iguales” y es que contamos unas 20-25 autocaravanas 🙂

Se trata de un aparcamiento cerrado junto a la torre emblema de la ciudad “La Koutibia” y junto a la Plaza Djemma El-Fna. Por sólo 8 €/24 horas aprovechamos además para vaciar y llenar aguas.

PernoctaMarrakech

Coordenadas del aparcamiento privado: N 31.62365 W 7.996002

Un único inconveniente: Para llegar tuvimos que pasar de noche junto a la Plaza Djemma El-Fna, por lo que cuidado con el tráfico!!

Día 9: Marrakech

Para resumir nuestra visita a esta ciudad, que fue tan sólo de una mañana, te indicamos algunos imprescindibles de Marrakech:

Un paseo en calesa:

Una forma muy divertida y muy auténtica para hacer un tour por esta ciudad, más recomendable aún si vas a visitar la ciudad con niños: Unos coches de caballo muy molones!!

MarrakechenCalesa

 

El minarete de la Koutobia:

el emblema de la ciudad, una torre “hermana” de “nuestra” Giralda. Y es que siendo sevillanos, nos encanta conocer el vínculo de Sevilla con Marrakech, una torre coetánea a la sevillana y también muy similar, construida en el s. III por el mismo que fue Rey de Andalucía. Se sitúa en la Plaza de los libreros, donde podrás conocer a los “aguadores” que eran como la antigua cruz roja, de ahí su traje rojo. Se remontan al siglo XIII, época en la que prestaban su ayuda sirviendo agua a los guerreros.

Marrakech_LaKoutibia

El Palacio de la Bahía:

Un palacio del siglo XVI, imprescindible en Marrakech. De entre todas sus salas, destacamos la sala de embajadores y la biblioteca, con sus techos en madera de cedro, estucos y tintes naturales. Y es que aunque nos resulta muy cercano viniendo de Andalucía, no tanto la pintura en las maderas, nada común en los monumentos similares con los Reales Alcázares de Sevilla o La Alhambra. Por otro lado, resaltamos también sus patios y jardines, sencillamente espectaculares.

PalacioLaBahia_Marrakech

La Plaza Djemaa el Fna:

La plaza central y de referencia de la ciudad. Llena de vida, puestos y tenderetes, desde donde podrán conocer el ZOCO. Con sus calles y bifurcaciones laberínticas, te recomiendo que te dejes sorprender por sus exóticos productos, colores y olores…Un paseo a tu aire descubriendo el puesto que más te llame la atención puede ser un buen entretenimiento. En nuestro caso, resaltamos los encantadores de serpientes, los monos con pañales, las calles con puestos de comida, los tatuajes de henna, los tejidos, etc etc

Llegados a este punto nos despedimos de nuestro grupo de familias viajeras, un grupo con el que estuvimos encantados desde el principio, y aún más nuestros pequeños que tuvieron que despedirse de sus amigos. De nuevo, agradecer a Viajes Marrakech por toda la organización, y en particular a nuestro guía durante todo el recorrido, AMID, el mejor guía para conocer Marruecos con niños, gracias a su paciencia infinita y a sus cuentos y entretenimiento a diario 🙂

Día 10: Vuelta a casa

Como ya no nos quedaba más tiempor, hacemos la vuelta a casa en autopista, haciendo la pernocta en un área de autopista pasando Casablanca, como tantas perfectas para la pernocta.

Apuntes para autocaravanas

En cuanto a la pernocta, comentar que aunque en principio nuestra intención era hacerlas en campings (muy recomendable por la comodidad y económicos que son), finalmente hicimos la mayoría de las pernoctas “por libre”, improvisando el lugar como os hemos ido contando. Al viajar en zonas rurales, cualquier lugar te invita a quedarte, siempre buscando “lugares apartados”. En cuanto a las ciudades, te dejamos un enlace que nos sirvió de ayuda donde se indica algunas áreas o parkings de autocaravanas pinchando aquí

Por otro lado otro apunte a favor de viajar este país en autocaravana es que el precio de la gasolina es bastante más bajo. Así por ejemplo como media orientativa a la fecha de nuestro viaje:

Precio de gasoil en España = 1,02 €/litro

Precio de gasoil en Marruecos = 0,80 €/litro

Pero lo que más nos ha convencido sin lugar a dudas de este viaje en autocaravana es que Marruecos es un país de contrastes, un país con unos paisajes que te enamoran, ideal para disfrutar a “nuestro ritmo” y en total libertad: lo que busca todo autocaravanista.

AutocaravanaRutaMilKasbah

Peaje

Aunque la ruta que te contamos en este relato es de interior, para la vuelta a casa hicimos el trayecto desde Marrakech hasta Ceuta autopista. Por lo que te dejamos estos datos de interés (precios válidos a marzo de 2016 y teniendo en cuenta que pagamos por la rueda gemela):

A7 Marrakech – Casablanca: 104 Dh -197 km

A3 Casablanca – Rabat: (16+ 34 + 12+ 22)= 84 Dh – 95 km

A1 Rabat – Tánger: 148 Dh – 218 km

Mapa de la ruta

 

Por último, decirte que si puedes ver nuestra primera parte de la ruta aquí, y si te ha gustado, como sabes, me hace mucha ilusión recibir tus comentarios, así que ya sabes 🙂

Salu2 viajeros!!

Fecha del viaje: del 18 al 27 de marzo de 2016

No existen comentarios

No te cortes y déjanos un comentario!! tus mensajitos nos dan alegría

A %d blogueros les gusta esto: