desde el Castillo de Peñíscola

5 imprescindibles para visitar Peñíscola con niños

Un plan perfecto para viajar con niños a la ciudad histórica y cultural de Peñíscola.

¿Quieres jugar a caballeros y princesas? ¿Quieres ver donde se rondo Juegos de Tronos? Sigue leyendo y verás lo que no te puedes perder si vas a viajar a Castellón!!

Los must-see a tener en cuenta en su visita con niños son:

1. El Castillo del Papa Luna

castillo de peniscola

Este castillo fué construido por los templarios hace unos 700 años, sobre los restos de una fortaleza musulmana. Se construyó en sólo 13 años, un tiempo récord para la época, en el año 1294. Aunque inicialmente su finalidad fué para combatir la guerra santa, su situación lo convirtió en lugar estratégico, ya que para entonces Peñíscola se quedaba aislada a la bajada de las mareas. Pero gracias a sus manantiales de agua dulce, la ciudad estaba abastecida de agua, por lo que podía aguantar mucho tiempo, algo muy ventajoso entonces. De hecho lo que luego se convirtió en Sala de Armas, sirvió como aljibe durante mucho tiempo.

Y es que, el castillo se fué adaptando para distintos usos a lo largo de la historia, pero principalmente su uso fué militar y defensivo.  En su visita se puede comprobar su construcción con este objeto por detalles como el grosor de sus muros, los huecos usados como astilleros, y hasta la disposición de sus salas.

Más tarde, a la llegada del Papa Luna, Benedictino XIII, el castillo de transformó dándole un uso más palaciego. Así fue como pasó a ser pontificio, compartiendo el privilegio de ser Sede Pontifica, con el Vaticano y el Palacio de los Papas en Aviñon. Fué entonces como se adaptaron las estancias del castillo, y se construyó la “Torre del Papa Luna”, de uso exclusivo del mismo.

Peñiscola Castillo de Papa luna

¿Sabes que? El sabio y erudito Papa Luna, contaba con la mejor biblioteca de la baja edad media a nivel europeo. Pero, tras el asedio de los franceses, muy a su pesar, tuvo que vender la mayoría de sus libros. Finalmente los franceses hicieron el polvorín en la torre, destruyendo su cúpula y parte de la biblioteca…

castillo peniscola

Posteriormente, en el s. XVI  Felipe II construyó la muralla de la ciudad histórica, junto con nuevas fortificaciones para su uso defensivo y militar.

Como anécdota te cuento que en la subida a la torre más alta del castillo, verás unas escaleras del revés en el techo, porque los templarios pensaban que cuando alguien moría, estas escaleres se volvían del revés para poder subir al cielo 🙂

Por último, comentarte que aunque se puede visitar por libre ( por tan sólo 5 euros), mejor hacer la visita guiada con los jardines incluidos. Para más información antes de su visita, pincha aquí

2. Pasear por el Casco histórico

Lo mejor es perderte por sus calles, donde encontrarás rincones, edificios y fachadas con mucho encanto. Pero de entre todas, la fachada que seguro te resultará más curiosa es la Casa de las Conchas, que gustará a todos  y a los niños mucho más. Y es que la riqueza histórica de Peñíscola, así como lo bien conservada que se encuentra, hace que se haya convertido actualmente en una ciudad cinematográfica de referencia. Peñíscola ha servido de escenario de grandes producciones como “El Cid” o “Calabuch”, entre otras.  Su riqueza visual hace de su visita, un regalo para los ojos, y aún más para fanáticos de series y novelas históricas, como es mi caso. Así en el pasado mes de septiembre Peñíscola volvió a ser noticia por la grabación de la Serie #JuegodeTronos, mundialmente conocida. Esto nos lleva al siguiente punto, que fué el lugar que sirvió de escenario de rodaje en esta ocasión, sin duda, una muy buena elección.

peñiscola y sus calles

3. El Parque de la Artillería

Este parque está rodeado por la muralla de la ciudad histórica y cuenta con un Jardín Botánico, pero lo que más le gustó a nuestros peques fueron los entresijos entre rampas, polvorines, fosas y murallas, muy divertido para jugar a caballeros.  En los meses de verano realizan una exposición de aves rapaces con demostraciones de vuelo. La entrada cuesta 1,5 eur (incluida en la del castillo).

4. El Bufador

Es muy curioso, porque resulta ser una cavidad que trancurre por el interior del peñón y desemboca justo en este punto, en medio de la ciudad. Desde ahí se puede apreciar el sonido del mar, y el azote de las olas. Se encuentra en un recodo bajo la muralla, donde se sitúan varias teterías (como Samarucs), donde podrás recordar la época en que la ciudad fué mora.

5. La Playa Norte

Con unas vistas espectaculares al castillo y a la ciudad fortificada. El paseo marítimo es muy recomendable, no solo por las vistas, sino por la cantidad y variedad de parques infantiles ( con parques de juegos infantiles para los más pequeños, y otros para los más mayores como telarañas y pirámides tridimensionales), así como zonas deportivas. También cuenta con carril bici que va en paralelo a la Playa Norte (empieza a partir de la Comisaría de Policía) hasta el cruce con el paseo marítimo de Benicarló (cerca del Parador).

peñiscola playa Norte

Si dispones de más tiempo, te indico otros planes en la ciudad que nosotros dejamos para otra ocasión, que son:

  • El Museo del Mar, en el que además de conocer la tradición marinera de la  ciudad podrás ver un pequeño acuario.
  • Un paseo por el tren turístico de día o de noche, con la ciudad iluminada con antorchas, aún mas auténtica.
  • Las playas mas naturales situadas en el espacio protegido del Parque Natural de la Sierra de Irta: Pasando la Torre Badum, se encuentran la Playa del Pebret y la Playa del Russo, ideal para una excursión de un día. Además de unas playas de arena limpia y aguas cristalinas, cuenta con aparcamiento y merenderos.

Lugar de pernocta

Este fue un punto que NO nos gustó mucho de esta ciudad, pero como yo no me rindo fácilmente, buscamos alternativas hasta dar con la nuestra. Te cuento cuales fueron y tu decides:

  1. Parking junto al puerto, pasando la Avda Alta Leuka. En principio nos fuimos a este parking de pago ( según me informaron a 1 eur/hora) ideal para pasar el día y visitar la ciudad y cerca del Castillo, aunque no tanto para la pernocta (esto me suena….). La buena y mala suerte es que al estar en fiestas, habian montado un mercado, así que otra vez será. Coordenadas: N 40° 21′ 26,64″ E 0° 24′ 14,46″
  2. Parking próximo al puerto, en Avda Alta Leuka.
    Este parking está justo al lado, y puede ser una alternativa pagando por horas a un precio más caro. Es zona azul, con las  plazas bien definidas y reducidas para coches. En temporada alta, y fiestas no es muy recomendable para autocaravanas por lo limitado del espacio, pero es otra opción cercana a la Oficina de Turismo.
  3. Parking en calle Navarra, perpendicular a Avda. Papa Luna, junto a la playa y a la parada de autobús hacia el centro. Esta es la opción que indican en la oficina de Turismo para las autocaravanas, pero nos pareció muy alejado y buscamos otro plan.
  4. Parking en calle Marjals, perpendicular a Avda. Papa Luna y más cercana al centro y a la playa, y además gratis (al menos de momento). Aunque en principio os comento que había carteles de prohibido a autocaravanas, yo no suelo hacer caso a los carteles “ilegales”, así que allí nos quedamos. En nuestro caso, como véis en la foto, no estaba mal no crees? junto a unas pistas deportivas y con unas vistas geniales al Marjal de Peñiscola.

Coordenadas de nuestra Pernocta: N 40° 22′ 3″ E 0° 24′ 4″

Peñiscola aparcamiento

¿Que te ha parecido mi propuesta? ¿Algún otro plan que se me ha quedado atrás? Pues déjame un comentario y me lo cuentas, que seguro será muy bienvenido por l@s lector@s. Gracias adelantadas por tus comentarios y salu2 viajeros 🙂

Fecha del viaje: 8 de septiembre de 2015

No existen comentarios

No te cortes y déjanos un comentario!! tus mensajitos nos dan alegría

A %d blogueros les gusta esto: