ACenfamilia en Chaouen

Experiencia en Marruecos: Tánger y Chaouen

¿Quieres conocer un país tan parecido y tan distinto al nuestro a solo un paso de Andalucía?

Déjate sorprender por un viaje que en tan sólo 14 kilómetros te transportará a otro país (Marruecos), otro continente (África), otra cultura (la bereber), otra religión (la musulmana) y en definitiva a un mundo tan distinto, como igual al nuestro, desde Andalucía.

Tal es así que incluso puedes hacer una escapada de un solo día desde Tarifa, o Algeciras, ya que el barco te transportará a un destino tan fascinante como es Marruecos, en menos de una hora.

En nuestro caso, fue una escapada de 3 días, con la que hicimos una inmersión cultural plena a este país tan cercano y desconocido para tantos. Y es que aunque éste fue mi tercer viaje a Marruecos, dicen que la tercera es la vencida, y efectivamente, así fue… Finalmente Marruecos nos cautivó 🙂

 

Antes de contaros nuestra experiencia, comentaros que como excepción, tuvimos que dejar a nuestros peques atrás, y es que no nos pudimos resistir… Éste era el primer viaje gestionado por la Asociación de Travel Bloggers de Andalucía “AndaluciaTB” con el que teníamos no sólo la oportunidad de conocer este país, sino de hacerlo en la compañía de otros blogueros de la Asociación. Además este blogtrip #ANDTBMarruecos, resultó gracias a la organización de la empresa #FRSIberia, por lo que aprovecho para agradecerles por un fin de semana de maravilla y por darnos la oportunidad de sorprendernos con este país, Marruecos!!

Ahora sí, paso a describiros lo mejor de esta experiencia, para que lo tengáis en cuenta en vuestra visita a este país. Pero además, como siempre, enfocamos nuestra experiencia desde los ojos de un niño, también para dejaros ver lo que no os podéis perder si vais a viajar a Marruecos con niños. Igualmente, os dejamos algún consejo para viajar con la autocaravana…Y así os lo contamos por partes:

Tarifa

Aunque nuestra estancia en este pueblo fue breve, nos encantó volver a este lugar tan visitado por nosotros en verano. Esto nos recuerda nuestro relato sobre una ruta en autocaravana, que finaliza justo en este punto, por lo que os dejo el enlace para su consulta aquí.

Volviendo a nuestro viaje, deciros que nos alojamos en el Hostal Tarifa, del que os quisiera contar que es de reciente creación, y se nota en su perfecto estado, así como en su estilo muy bien cuidado, tanto es así que nos pareció estar en un Hotel. Además el Hostal se sitúa en la Avda. principal, por lo que se encuentra cerca del centro y del puerto.

Ferry Tarifa- Tánger

Gracias a FRS Iberia hicimos un trayecto rápido en ferry, o Fast Ferry (de unos 45 minutos), que nos sorprendió por lo corto del viaje. Además en el transcurso del mismo puedes gestionar los papeles de visado, así que te recomiendo que lo tengas en cuenta para arreglarlo durante el viaje, y así aprovechar mejor el tiempo.

FRSIberia

Aprovecho para puntualizar que en todos los barcos de esta compañía se puede hacer el transporte de coches, y por supuesto autocaravanas, por lo que lo tendremos en cuenta para nuestro próximo viaje a Marruecos.

Por último comentarte que Tánger tiene dos puertos, por lo que si vas a visitar a la ciudad, te recomiendo el puerto de Tánger (ya que el barco te deja justo frente a la Medina). No obstante si vas de paso, quizás será mejor el puerto de Tanger- Med (situado a las afueras de Tánger en dirección a Ceuta), de reciente construcción, por lo que cuenta con más servicios.

Tánger

Nos encantó nuestra llegada a Tánger ya que como os decía, llegamos justo frente a la Medina, por lo que desde el barco ya veíamos la ciudad.

Además gracias a la excursión de FRS Travel, a nuestra llegada, nos recibió nuestro chófer y nuestra Guía para la excursión por la ciudad y sus alrededores. Así aprovechamos con un tour del que te señalo os siguientes puntos:

–          Dromedarios:

A la salida de Tánger, en dirección a la playa de Achakar, pudimos montarnos en dromedario. Y yo no perdí  la ocasión!! y es que pensando en mis peques, tenía que montarme tan sólo para luego contarles mi extraña sensación con esta experiencia, que resultó un breve pero divertido paseo.

Dromedario en Marruecos

–          Cabo Espartel:

Este Cabo se sitúa un Faro,  que además de ofrecer unas bonitas vistas, lo que lo hace más especial  es su simbolismo, y es que representa una línea imaginaria que divide las aguas del Mar Mediterráneo con el Océano Atlántico. Además , desde este punto vemos la cercanía con nuestro país vecino, ya que desde aquí se puede ver perfectamente la costa española. Uno de los lugares que no te deja indiferente…

Cabo_Espartel

–          La Cueva de Hércules:

Actualmente está en renovación, por lo que la visita es gratuita, además de muy recomendable.

Cuenta la leyenda que en éste Cueva fue donde Hércules separó Europa de África, y después de ésta hazaña se quedó a vivir en ella, a la espera de cumplir una de sus doce tareas: recoger las manzanas de oro del jardín de las Hespérides. Un cuento que encantará a los más pequeños… Además la visita a la cueva ya termina de convencerte por varias razones:

–          En la cueva principal existe una apertura que deja entrar la luz y las vistas al Mar, con un juego de luces mus especial, además la silueta de esta apertura precisamente tiene la forma de África (aunque se ve mejor desde el mar)

–          Hay una cueva secundaria muy bien habilitada con distintas estancias y detalles decorativos, una cascada de agua, y hasta un mono que juega con los visitantes.

–          La playa de Achakar se puede ver desde la recepción de la Cueva, con unas vistas sensacionales al Atlántico.

A tener en cuenta para viajar con la autocaravana y/o niños, lo mejor para hacer la pernocta en esta ciudad es el Camping Achakar, situado frente  a la Cueva y muy cerca de la playa. Además cuenta  con parque infantil y la cafetería Achakar.

Visita a la Medina y la Kasbah

Después de visitar los alrededores de Tánger nos vamos a la zona más interesante de la cuidad, que es la Medina, la parte antigua. Entramos por una de las puertas de la Fortaleza (o como ellos llaman, la Kasbah, palabra que ha derivado en “Alcazaba”). Llegamos a un entramado de calles en el que resulta difícil orientarse, pero no nos importa. Simplemente nos dejamos llevar, disfrutando de su arquitectura y sus detalles. Y es que podríamos decir que  la Medina es un escenario ideal para los amantes de la fotografía, llena de rincones únicos. En el paseo se alternan casas muy bien cuidadas, con otras más auténticas, además de varias mezquitas (una por cada barrio), plazas, fuentes  (que en la actualidad se siguen usando para el suministro de las casas más modestas) y en definitiva la Tánger más auténtica.

En sus calles blancas, nos quedamos embelesados con las fachadas llenas de detalles que resaltan como las puertas (que destacan por su color y por estar especialmente cuidadas), los tallados de madera, los elementos decorativos como el Zelige (que son los mosaicos de pequeños azulejos típico marroquí), o las manos de Fátima colgadas en las fachadas (para proteger de los malos espíritus), y tantos otros…

Pero además, para una mayor sintonía con la cultura en la que nos encontramos, estamos de suerte porque nuestra visita es en viernes. Este es un día especial para los marroquíes, ya que es cuando acuden a rezar a las mezquitas. Así que a las 12 horas de mediodía, cuando suena la llamada a la oración, podemos ver deambular por las calles de la Medina a hombres vestidos con chilaba blanco, que acuden a la llamada (son pocas las mujeres que acuden a la mezquita, ya que suelen rezan en casa). Un momento muy especial para ellos, que observamos con respeto.

 

Llegamos a la parte más alta de la Medina, y desde aquí podemos asomarnos y ver la costa gaditana, y a Tarifa justo frente nuestro. Para hacer una parada en este punto, os podría recomendar el Café Bleu, con una pequeña terraza ideal para divisar unas vistas panorámicas al puerto.

Después nos adentramos en el Zoco, donde podrás encontrar un sinfín de comercios, con todo tipo de mercancías. Nos encanta el mercado de comidas, de especias, de telas, y el bullicio que se forma alrededor. Este se convierte en un lugar en que los niños disfrutarán por el contraste de colores, olores, la gente,  y la vida en general!!  Aquí aprovecho para recordaros que para las compras es fundamental tener en cuenta algo que los mismos marroquíes reconocen: el deporte nacional en Marruecos es el Regateo, así que no dudes en bajar mínimo un 30-40 % del precio inicial.

Hacemos un alto en el camino para comer en un restaurante marroquí Hammadi, y disfrutamos de una comida propia del lugar, amenizada por un grupo de músicos bereberes. Más adelante dejamos apuntes de la comida marroquí, que no te puedes perder.

ACenfamilia en Chaouen

La ciudad más moderna

Como nuestro Hotel estaba en el paseo marítimo, aprovechamos para pasear por la parte más moderna. Así también pudimos ver el contraste de dónde veníamos, y la transformación que está viviendo la ciudad, con obras que pensamos convertirán su paseo marítimo, haciendo aún mayor el contraste de las distintas zonas de ésta ciudad. Esta playa es bastante frecuentada por los locales, ya que sus aguas son mediterráneas, mucho más tranquilas, y por tanto, ideal para ir con niños.

Para cenar, os recomiendo un sitio que encontramos en el mismo paseo “Restaurante Annakhil”, con la cocina más auténtica, y a precios muy asequibles.

Chaouen

Nuestro segundo día fuimos a conocer la famosa Chaouen, conocida como “la perla del norte”. Aunque su nombre oficial es Chefchaouen, aún se sigue llamando por su nombre tradicional e histórico, que es Chaouen, que significa “cuernos”, haciendo referencia a las cumbres o picos de las montañas donde se encuentra: Las montañas del Rif”.

El viaje hasta Chaouen pasa por el Rif, con un paisaje que nos recuerda a Andalucía, y es que no deja de sorprendernos cuanto tenemos de parecido y de distinto a la vez. En definitiva, unas montañas propias del clima mediterráneo, incluso con vegetación y cultivos muy similares, salvo por uno que es el que le vale la fama a este lugar, el hachís, muy extendido por todo nuestro recorrido. Este sigue estando latente en la visita a éste pueblo, y aunque no sea el motivo de nuestra visita, parece ser que todos los marroquíes esperan lo contrario.

Aparte de esto, de nuestro recorrido también advertimos diferencias conforme más avanzamos, y es que nos adentramos en un Marruecos más rural y más auténtico. Asimismo nos adentramos en el Rif, por que será común encontramos con mujeres vestidas con atuendos “rifeños” como el sombrero, hombres que aún utilizan los burros para sus labores, o cabras que andan sueltas por el campo o las calles…

Después de unas 2 horas de coche llegamos a Chaouen, y nuestro chófer nos deja en plena Plaza de Outa el Hammán, el centro del pueblo. A partir de esta plaza, para su visita lo mejor es “perderse” por sus calles, que parece se han cuidado especialmente para el turista, ya que todas las fachadas se han pintado de un azul (o más bien de distintos tonos de azul, de manera improvisada). En cualquier caso, el resultado lo convierte en el pueblo pitufo de Marruecos, por lo que seguro encantará a los más pequeños!! Y a los no tan pequeños…

 

Aparte de esto, de la visita resaltamos lo siguiente:

–          Los comercios

Estos  hacen un contraste de colores espectacular. Productos como telas (con sus manteles y cojines típicos), alfombras, especias, colorantes (como añil para la pintura, además de múltiples colores), alfarería, zapatillas y  artesanías de todo tipo.

Tapices de Chaouen

–          Talleres artesanos    

Como telares o Horno de Pan Artesanal, en el que aún se mantiene la tradición de cocer el pan de los vecinos a cambio de una pieza de pan. Tienes que probar este pan artesano, simplemente riquísimo, y con él os daréis cuenta que el origen del mollete que comemos en Andalucía no es otro que el pan árabe.

–          Los lavaderos o barrio Rif Sebbanin:

A la afueras del pueblo, en el mismo río se encuentran los antiguos lavaderos donde las mujeres siguen acudiendo para hacer la colada. Aunque a juzgar por la cantidad de turistas, parece ser que ésta mas que una tradición, es una auténtica verbena. En este lugar os recomiendo que aprovechéis para tomaros un zumo de naranja natural que preparan allí mismo, muy rico.

Los lavaderos en el río de Chaouen

–          Sus gatos:

No sé el motivo, pero en nuestra visita por el zoco y la Medina de Chaouen, en todo momento nos acompañaron muchos gatos, que posaban para nosotros. Así que igual que a los habitantes de este pueblo se les nota ya muy cansados de tanto turista con cámara en mano al acecho de una foto de ellos (algo irresistible, tengo que confesar), a los gatos no les importaba lo más mínimo posar para nosotros.

–          Los hoteles conocidos como Riad

Son casas de huéspedes que gracias al turismo se convierten en Hoteles, y algunas son una verdadera maravilla, mucho más autenticas que un hotel, y además cuentan con la hospitalidad del propio dueño de la casa que suele orientar en la visita al turista.

–         Restauración :

Algo imprescindible en este pueblo es una parada en una de sus tantas teterías para probar un té a la menta con pasteles. En cuanto a la comida, nosotros fuimos al restaurante Casa Hassan, muy recomendable, por su decoración y su comida (muy rica y económica).

–          Sus edificios monumentales:

Se recomienda ver junto a la plaza central, La Gran Mezquita (con una torre octogonal) y la Kasbah, así como tantas otras mezquitas que encontrarás por los distintos barrios.

 

–          Pernocta para Autocaravanas:

Para la pernocta sólo existe un camping en el pueblo (situado en la parte alta del pueblo, a un paseo del centro. Podéis verlo aquí 

Consejos Útiles para viajar a Marruecos

Para finalizar nuestro relato de un breve pero intenso fin de semana, os dejamos una serie de consejos  útiles para visitar Marruecos:

Gastronomía

No podéis dejar de probar la comida marroquí, y de todos sus platos, os dejamos sus imprescindibles:

Ensalada Marroquí:

Una especie de pisto de verduras con tomate, cebolla, pimiento, aceitunas  y cilantro.

Cuscus:

Es el plato preferido por los marroquíes. Lo sirven acompañado de verduras y pollo o cordero, entre otras opciones.

Tajín:

Se trata de un guiso de carne con verduras, que debe su nombre al plato donde  se cocina, una especie de bol de barro con una tapadera en forma de cono.

Harira:

Es la sopa típica, con la que suelen empezar las comidas.

Pastela:

Se trata de un hojaldre de capas muy finas, relleno cebolla, perejil, almendras y carne de pollo, principalmente. Además se le pone azúcar glas y canela en la parte de arriba, por lo que el contraste de sabores resulta muy rico.

Pinchitos morunos:

Están hechos a la brasa, ofrece una variedad muy amplia por los tipos de carnes, verduras o pescado empleados.

Merguez:

Se trata de una salchicha de cordero o de ternera condimentada con especias, con un sabor espectacular.

Chauarma:

Kebab marroquí

Harisa:

Esta es una salsa picante que suele poner para acompañar carnes, y aviso que es muy picante.

Pan artesanal:

De forma redonda, similar a los molletes, exquisito.

Te moruno (a la menta)

Se acompaña de pasteles típicos de pasta con miel y sésamo, como pueden ser las chebakias (parecidas a los pestiños que comemos en Sevilla…)

Documentación

Para viajar a Marruecos no es necesario Visado, sólo el pasaporte en vigor para ciudadanos de la UE (para otras nacionalidades, consultar con la Embajada de Marruecos).

Diferencia horaria

Cuidado con los cambios de hora, porque en Marruecos tendrán una hora menos respecto a la hora peninsular.

Idioma

El idioma oficial es el árabe. La mayoría de la población habla francés y el árabe clásico que enseñan en los colegios, y en algunos colegios además enseñan el bereber. Además en algunas poblaciones del norte, hablan español. Resulta sorprendente la facilidad que tienen con los idiomas…

Moneda

La moneda oficial en Marruecos es el Dirham (Dh.). Aunque en Tánger puedes pagar en euros en la mayoría de los establecimientos, es recomendable usar su moneda.

Viajar con vehículo (o autocaravana)

Para viajar con el vehículo se necesita el permiso de circulación, el seguro y la carta verde del seguro en regla. Asimismo, se necesita el siguiente impreso relleno para entrar y salir de Marruecos: Pincha aquí

Seguro de viaje

Aunque fuera un trayecto corto y cercano, nosotros para ir más tranquilos, contratamos nuestro seguro de viajes de confianza con IATI Seguros: Ver aquí

Con todos estos consejos, y antes de despedirme, deciros que espero vuestros comentarios, ya que quisiera volver pronto con toda la familia y, por supuesto, nuestra autocaravana. Así que gracias adelantadas y prometo tenerlos en cuenta 🙂

Salu2 viajeros y (como dirían en Marruecos ) Shukram!!

2 Comentarios
  • Carmen Cvr
    Publicado el 09:47h, 22 diciembre Responder

    Que bien lo pasasteis en el norte una de las mejores zonas de Marruecos

    • ACenfamilia
      Publicado el 15:42h, 22 diciembre Responder

      Pues si, la verdad es que lo pasamos genial! Deseando de volver ??

No te cortes y déjanos un comentario!! tus mensajitos nos dan alegría

A %d blogueros les gusta esto: